Carta del Presidente. Manuel Manrique Cecilia, Presidente y consejero delegado. Sacyr 2014

Carta del Presidente

Si el año pasado les hablaba de Sacyr como una empresa en pleno proceso de transformación, hoy puedo afirmar que esa transformación ha concluido y que estamos en un camino cierto de consolidación y crecimiento. Los relevantes procesos que hemos culminado con éxito en 2014 y principios de 2015 nos enfocan hacia un futuro prometedor en el que nuestras fortalezas se convertirán en ventajas competitivas.

Gracias a la confianza de nuestros clientes y accionistas y al magnífico desempeño de las personas que trabajan con nosotros, Sacyr está mejorando día a día su posición en los mercados en los que competimos y nuestra reputación como empresa responsable y comprometida nos lleva a no renunciar a nada. Espero que en este Informe Integrado elaborado conforme a los criterios de Global Reporting Initiative (GRI) 4 y verificado por una compañía independiente de primer nivel, sirva para reforzar el vínculo que tenemos con nuestros grupos de interés y aumente la confianza de los mismos en nuestro proyecto, única base sólida para un modelo de negocio y empresa a largo plazo como al que aspiramos.

Dentro de los hechos más relevantes del ejercicio 2014, es necesario destacar el acuerdo alcanzado para la continuidad de las obras de ampliación del Canal de Panamá que un consorcio liderado por Sacyr está llevando a cabo. El compromiso de nuestra compañía con el proyecto ha quedado patente con el pacto de cofinanciación que hará posible la finalización de las obras. La resolución a favor del consorcio de la Junta de Resolución de Disputas (DAB) en el caso del hormigón y el basalto, otorgándonos todo el mérito técnico, más 233 millones de dólares y seis meses de plazo adicionales, y que califica de negligente la actuación de nuestro cliente, demuestra que nuestras reclamaciones son razonables y razonadas y que nuestra actuación fue justa. Quiero destacar que las obras avanzan a un ritmo ejemplar con un nivel de calidad excelente y entre elogios de todas las personas que visitan Panamá. A esta fecha todas las compuertas están colocadas y se ha iniciado el llenado de esclusas para iniciar las pruebas de todos los sistemas. En cuanto a las reclamaciones pendientes, estimamos que será un proceso largo en el tiempo y que esperamos se cierre con un resultado final positivo.

Además de con el éxito en Panamá, el ámbito operativo se cierra en 2014 con un balance muy positivo en cuanto a contratación internacional en construcción ya que es el primer año después de muchos en el que la cartera crece respecto al inicio del ejercicio. Esto nos hace confiar en que estamos en la dirección adecuada, aplicando exhaustivos controles de riesgos y costes pero superando nuestros rivales en capacidad técnica y de ejecución. Hemos definido muy claramente cuáles son nuestros mercados prioritarios (Chile, Perú, Colombia, Panamá, México, Brasil, Angola, Italia, Portugal, España, Australia) y en ellos vamos a aplicar todas nuestras capacidades y organización.

La cifra de negocios del grupo Sacyr en 2014 aumentó un 8,5% hasta 2.901 millones de euros, impulsada por nuestra actividad internacional. El resultado bruto de explotación mejoró un significativo 30% hasta 382 millones de euros, cumpliendo las expectativas que teníamos a principios de año, con un margen bruto dos puntos porcentuales superior hasta situarse en el 13%. Por primera vez en cuatro años obtuvimos un resultado neto positivo (33 millones de euros) a pesar de afrontar diversos ajustes fiscales extraordinarios provocados por la nueva legislación.

Sacyr Construcción experimentó un importante crecimiento de su facturación fuera de España (35%), compensando la caída en España, y mejoró un 7% el resultado bruto hasta 104 millones de euros. El hecho más destacable fue el aumento del 13,4% en la cartera de construcción para rozar los 5.000 millones de euros gracias a contratos internacionales como en Brasil (Metro de Sao Paulo), Chile (autopista urbana Américo Vespucio Oriente y Costanera Norte), México (Metro de Guadalajara) y Perú (Carretera Longitudinal de la Sierra y dos hospitales), entre otros. La facturación internacional de Sacyr Construcción alcanza ya el 73% y la cartera supera el 80%.

Sacyr Concesiones también registró un crecimiento del negocio (18% más) apoyado en la recuperación de los tráficos y la entrada en explotación de nuevas concesiones (un tramo de autopsitas en Chile y un hospital en Portugal). También imprimió un fuerte ritmo a la construcción de activos que pondrá en explotación en los próximos años y procedió a rotar activos maduros como el 49% de los hospitales de Parla y Coslada en Madrid y el 32% de Metro de Sevilla. La exitosa expansión de la filial se consolidó con las adjudicaciones en Chile (Vespucio Oriente) y Perú (Longitudinal de la Sierra). El resultado bruto fue de 78 millones, un 5% más.

El área de servicios concentrada en Valoriza facturó 926 millones con un incremento del 1% una vez eliminados los efectos de la nueva regulación de energías renovables y las desinversiones realizadas. El resultado bruto alcanzó los 72 millones de euros y la cartera llegó casi a 9.000 millones de euros. Es muy importante resaltar las adjudicaciones de Sacyr Industrial, uno de los motores de crecimiento futuro, como por ejemplo una planta cementera en Bolivia, una planta de gas natural licuado en Colombia y varios contratos para construcción de infraestructuras eléctricas en México.

Testa ha mantenido sus excelentes niveles de ocupación (96%) y rentabilidad (75% de margen bruto), a pesar de reducir la superficie alquilable tras concluir la desinversión en la Tour Adria en Paris y un inmueble de viviendas en Madrid. Nuestra filial patrimonialista sigue siendo líder destacado del mercado español por volumen y calidad de activos, clientes y contratos, lo cual esperamos poner en valor en el momento más oportuno para los intereses del grupo gracias al buen momento que atraviesa esta actividad y el interés que despierta nuestra filial ente potenciales inversores.

Dentro de la gestión financiera de la compañía también hemos registrado destacados logros en 2014. El más relevante, culminado en el inicio de 2015, es la refinanciación de la participación en Repsol que nos permite mantener una posición de relevancia en el líder del petróleo en España en unas condiciones favorables durante los próximos tres años.

Además, la culminación del proceso de liquidación de Vallehermoso gracias a los acuerdos con entidades financieras nos ha permitido eliminar el riesgo asociado a la actividad de promoción de viviendas para venta. Estas operaciones sobre la deuda, unidas a una rotación de activos rentable, se ha conjugado con un fortalecimiento de la estructura financiera y patrimonial mediante una emisión de bonos convertibles (250 millones de euros) y una ampliación de capital (166 millones). De forma simultánea a la consolidación operacional y financiera de la compañía, en Sacyr estamos diseñando y proyectando la nueva fase de crecimiento sostenible.

Este ciclo estratégico tendrá tres conceptos principales: concentrar el foco en los negocios y países en los que aportamos mayor valor añadido, aumentar la escala para ser globalmente más competitivos y perfeccionar los procesos para ser sostenibles en el largo plazo. El objetivo será la creación de valor para y recuperar la retribución directa a nuestros accionistas.

Los negocios en los que centraremos el desarrollo serán la construcción y las concesiones, la construcción industrial y los servicios, todos ellos con implantación internacional y aprovechando las sinergias en aquellos países en los que ya estamos plenamente implantados y en los que somos y nos sentimos locales. Para este nuevo ciclo nos marcamos un ambicioso pero factible objetivo que es iniciar la actividad en Estados Unidos, para lo cual estamos desarrollando alianzas con varias compañías locales, que estamos seguros de que pronto darán buenos frutos: a su conocimiento del mercado unimos nuestra tecnología contrastada en proyectos de construcción, desalación, tratamiento de residuos, concesiones de infraestructuras e industriales.

Nuestra capacidad innovadora es el elemento diferenciador de nuestra oferta comercial. En un entorno tan competitivo, ofrecer soluciones novedosas y eficientes a los clientes y comprometer nuestra actuación a la consecución de resultados, son claves que creemos nos hacen ser especiales, tal y como estamos demostrando en el complejo proyecto de la ampliación del Canal de Panamá. También internamente estamos aplicando innovación continua, mejorando los procesos y buscando nuevas formas de actuar que nos permitan contar con las herramientas más adecuadas en cada caso.

La ambiciosa visión que nos hemos marcado es la de ser un grupo con vocación internacional y de referencia, que desarrolle proyectos innovadores de alto valor, que crezca de forma rentable y sostenida, ofreciendo oportunidades de empleo de calidad para nuestros empleados y mejorando la calidad de vida de las personas. Y por supuesto con nuestros valores marcando el comportamiento de nuestras personas: el espíritu de equipo, la excelencia, la innovación, la adaptabilidad y la integridad.

A este reto nos estamos entregando en cuerpo y alma, con el deseo de seguir contando con todos ustedes.


Manuel Manrique Cecilia
Presidente y consejero delegado

Si el año pasado les hablaba de Sacyr como una empresa en pleno proceso de transformación, hoy puedo afirmar que esa transformación ha concluido y que estamos en un camino cierto de consolidación y crecimiento.

La cifra de negocios del grupo Sacyr en 2014 aumentó un 8,5% hasta 2.901 millones de euros, impulsada por nuestra actividad internacional.

Los negocios en los que centraremos el desarrollo serán la construcción y las concesiones, la construcción industrial y los servicios, todos ellos con implantación internacional y aprovechando las sinergias en aquellos países en los que ya estamos plenamente implantados y en los que somos y nos sentimos locales.